12.11.09

Un ángel en el camino


Hace casi dos años, por este mes, me preguntaba si podría existir semejante cosa... si la vida por fin me iba a regalar lo que siempre había soñado y esperado... Estaba en una etapa bastante angustiosa, no me quedaban muchas esperanzas, ni sueños, y todo mi ego se había hecho pedazos sobre un amor frustrado en el que puse todo.

Ahora estoy cada vez más segura de que ese fue mi error. La ceguera. No darme cuenta de que estaba dejando TODO por NADA. Y está bien, es cierto que en el amor no debe medirse lo que se da o lo que te dan, pero estar alertas cuando lo que recibimos no es demasiado, o sólo son limosnas, no está mal, supongo que eso es quererse un poco.

Hoy me parece un sueño... No haber cumplido mi sueño, sino estar dentro de él, pudiendo correr por prados verdes de esperanza concretada, sintiendo la brisa de la tranquilidad en mi cara y oliendo el perfume de mi felicidad cada vez que la miro (o la imagino). Despertar todos los días al lado de la persona que amás y que te ama, no se equipara a nada... Ese bienestar... y sentir que el mundo es más hermoso porque lo vemos con los lentes del amor es un egoísmo maravilloso...

Alguien me puso este ángel en mi camino... alguien que sintió que ya andaba caminando con los hombros caídos y que me faltaban alas para seguir... alguien que sabía lo que este ángel podía darme...


FOTO: Pereira Lopes

No hay comentarios.: